La sensación melancólica y sombría que tuvo la música alternativa en los 90, nos regaló algunos de los mejores álbumes de esa década. Algunas bandas lograron sobrevivir y evolucionar a los nuevos tiempos, otras quedaron en los recuerdos y se llenaron de polvo entre las colecciones de CDs y cassetes. Muchas otras ni siquiera lograron envejecer bien. Pero ese nunca fue el caso de Alice In Chains. Este año, se cumplen 26 años de la publicación de ‘Jar Of Flies’ (1994), una obra maestra absoluta del grunge.

Con dos discos de estudio previos, una interminable gira, problemas de adicciones, la fama y la buena respuesta y críticas al sonido pesado y agresivo de ‘Dirt’ (1992), era seguro que sería complicado trabajar en un nuevo álbum. Desalojados de su apartamento y con una semana agendada en los estudio de grabación. La banda vio la oportunidad de tener un lugar donde dormir y hacer música mientras arreglaban sus problemas. Sin ninguna planeación, música compuesta y letras escritas, Alice In Chains sentía la necesidad de hacer algo acústico.

Grabado en una semana y con solo 30 minutos de duración, el EP fue un éxito comercial, haciendo historia como el primer EP en debutar en el n.°1 en las listas, y generó el clásico sencillo, “I Stay Away”, y el favorito de culto “Nutshell”.

26 años después, este álbum se destaca por su contenido y emoción. Probablemente es el su trabajo más personal. Lúcido y consciente de sí mismo durante un momento en que las cosas en AIC se estaban deshaciendo por completo. Las armonías inquietantes entre Staley y Cantrell también están en su mejor momento en estas canciones, quizás más destacado por la estética de producción más limpia del álbum que en otros lanzamientos.

La oscuridad que lograron plasmar álbum acústico es bastante increíble. Las armonías siguen siendo increíblemente únicas y suenan sin esfuerzo, como si Jerry y Layne ni siquiera tuvieran que pensar en eso, simplemente se les ocurrió. Rotten Apple es una de las mejores líneas de bajo de la banda, y la canción se siente tan desesperada. Los arreglos y cuerdas de ‘I Stay Away’ es en primera y algo que no se esperaba escuchar en una canción de Alice In Chains. Teniendo en cuenta que Alice In Chains es una banda bastante deprimente y enojada, ‘No Excuses’ es probablemente una de sus canciones más optimistas y sentimentales, sobre la estrecha amistad entre Jerry y Layne. Por otro lado ‘Nutshell’ siempre ha sonado como la nota de suicidio de Layne. Para muchos fans de la banda, este EP fue el canto de un hombre que había perdido la esperanza de vencer su adicción y estaba de acuerdo con su muerte inevitable.

 

Jar of Flies es una de las mayores contribuciones del sonido grunge. La banda probó que puede existir fuera de las canciones inspiradas en hard rock o punk. A pesar de que la mayor parte del álbum se toca con una guitarra acústica, todavía suena innegablemente grunge y oscuro. El inicio de “Rotten Apple” y la línea de bajo, abren la puertas a un disco con canciones que suenan etéreas y que se escuchan mejor en una habitación oscura con una estufa de leña encendida en el fondo. Las armonías ayudan a pavimentar y llevar de la mano como una alucinación, Alice In Chains no sonaba como Simon & Garfunkel o Crosby Stills y Nash. Sonaban poderosos y amenazantes. La música es tranquila e íntima, pero aun increíblemente poderosa.

Para una banda que siempre había mostrado una inclinación por ir a lugares oscuros, Jar of Flies es implacablemente sombrío y visceral, pero tiene esta belleza melancólica y dominante que es absolutamente innegable. El riff al comienzo de Nutshell es uno de los más evocadores de todo su catalogo. Tiene esta sensación inquietante de anhelo y una aceptación del destino. Se aprecia el trabajo de Jerry Cantrell como guitarrista: reuniendo algunos arreglos realmente únicos que abarcan toda la gama en términos de influencia de género.

Es probablemente el álbum de la banda con las letras más íntimas y vulnerables. Hay canciones con referencias a la biblia, la relación cercana pero creciente entre Layne y Jerry, escapando y dejando atrás las drogas / relaciones, yendo demasiado lejos para llegar a casa, la soledad, ser malentendido … No hay malinterpretar, sabemos que todos estos temas también estaban en los álbumes anteriores, pero esta vez, con la ayuda de las guitarras acústicas, se vuelve mucho más conmovedor. Incluso la única canción instrumental en el catálogo de Alice In Chains, Whale & Wasp, logra transmitir el mensaje deseado sin usar ninguna palabra.

La canción de ‘Dirt’ siempre se sintieron como un adicto que estaba tocando fondo. En lo peor de sus vidas. Horrorizados y angustiados por lo que se han convertido, incapaces de aceptarlo, enojados y devastados por el daño que se les hace a su alrededor. Jar of Flies evoca a querer visitar esa parte de nosotros que quiere escapar pero nunca lo hará, refleja la vibra de un adicto más experimentado que sabía lo que le dañaba. Alguien que había estado en recuperación y recaído varias veces, y se da cuenta y llegó a un acuerdo con el hecho de que sería un adicto para siempre. En lugar de ira y horror, es depresión. Siempre me ha sorprendido cómo el EP va dando luz a otros tonos; los temas no necesariamente se aclaran, pero hay al menos un ligero rayo de esperanza implícito.

 

Please follow us:

Hits: 122

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Twitter
Instagram
Follow by Email