Bob, Don’t Think Twice, It’s Alright

Querido Bob:

Se que nunca leerás esto, ni tendrás el tiempo y en realidad no importa. Con el buen pretexto de tu cumpleaños 77, publico este borrador que estaba guardado desde el año pasado. Hoy desempolvo algunas de estas palabras que re-escribo en mi cabeza de vez en cuando.

Tu que haz girado por todo el mundo, viajero y contador de historias. Con los años y tus últimos discos me gusta pensar que ahora eres un nuevo tipo de crooner americano. Reivindicando tu presente, huyendo de la leyenda. Descarado, con las botas puestas y callando bocas. Te mantienes en ruta y das la vuelta cuanto te da la gana. Tu que crees en ti mismo en los días de mierda, en los buenos días y en los días donde no pasa nada. Descarado, mordaz y sonriente. Desafiante ante los que aun dudan en ti y tu voz. Les haz entregado en la cara un repertorio completo del Ojos Azules Sinatra. Ya lo han dicho antes “If you don’t get Dylan, you don’t get music”.

Bob hizo que las palabras significaran más que el canto. Le dio esperanza a un montón de nuevos prospectos potenciales y ha jugado un juego increíble, nada más que un bate recto, en términos de lidiar con la fama, ignorando el estrellato en favor de tocar la música. Sus conciertos son para él tanto como lo son para cualquier público, simplemente algo que debe hacer.

La razón de todo este amor y adoración, es todo. Canciones que han sido interpretadas por hombres y mujeres de todas las edades y en todas las etapas de sus carreras en los últimos 50 años. Canciones que continúan sonando y seguirán en los años venideros.
Está, por supuesto, permitido que no me te Bob Dylan, que no quieras escucharlo por su voz o por su estilo musical. Pero tienes que considerar que él es el compositor más influyente en la música popular. Él ha inspirado a otras leyendas, Tom Petty, Bruce Springsteen, John Lennon, y al chico que estuvo en el mercado cantando el pasado fin de semana.

Ha hecho más por la música que nadie, hay músicos callejeros terribles por Dylan y los mejores instrumentistas gracias a él. Él estableció el estándar para la escritura de letras. Y desde principios de la década de 1990 sigue demostrando ser uno de los mejores estilistas de la canción, una manera encantadora de deslizarse a la izquierda de la presión de ser el mejor compositor vivo del mundo. Ahora no esperamos que escriba otro clásico, puede simplemente hacer frente y hacer lo que le gusta. Lo que por supuesto es todo lo que ha hecho.

Mi camino por Dylan comenzó de adolescente con “Tangle Up In Blue”. Desde ahí han sido mundos enteros a los que aún vuelvo y encuentro nuevas y fascinantes cosas. No solo tomo el blues y el folk, le han dado tanto a cambio a la música popular, se puede escuchar su influencia en todos lados. Hasta escupir letras y la poesía de su escritura, en géneros aparentemente dispares como el hip-hop. Cuando estaba empezando a comprender la enormidad de la música de Dylan, fue otro viaje directo escucharlo sampleado por los Beastie Boys y cuyo nombre dejó caer por Chuck D.

He escuchado a Dylan por más tiempo, con más frecuencia, con más intensidad que cualquier otro compositor, que cualquier otro músico.

Y en estos últimos me he adentrado de regreso a sus vastos mundos musicales. Su álbum más reciente es un triple álbum de covers de canciones hechas populares por Frank Sinatra y otras grandes voces. Es impresionante. Su voz es un gran instrumento, los arreglos encantadores y la sutil interpretación de su banda, la sabia selección de canciones. Si nunca escribe otra canción, ha hecho más que nadie por el arte de escribir canciones. Para legitimarlo como un arte. Tal vez el Premio Nobel sea en reconocimiento de eso. Si ese es el caso, es más que suficiente.

Lo ha hecho decididamente a su manera, independientemente de cómo hayan reaccionado los críticos, el público y el mundo. Le ha demostrado a todos los artistas que, si alguien intenta confinarte, puedes derribar la puerta y seguir tu propio camino.

Recuerdo ese último Auditorio Nacional del 2008. Un concierto al que asistí solo en un viaje de casi 3 horas a la ciudad de México. Nervioso, acalorado y sin poder creer que en frente mi estaba uno de los hombres que sacudió el mundo. Historia viva y un repertorio brutal con la primera canción, un Bob callado y con guitarra en mano, justo como en las fotos y en los vídeos que me había pasado viendo por años. Rara ocasión y tal vez de las últimas veces que Bob salio con guitarra, después se perdió en la obscuridad y detrás del piano. Mi mejor recuerdo de esa noche fue ver su bailoteo en su pie, ese bailoteo con swing y rocanrolero a la Elvis. Bobby disfrutando el concierto y de su banda y yo y sonriendo como idiota frente a el idolo.

El icono folk, el judas electrico, el montañez, el Travelin wilbury. El hombre, mito y leyenda.

 

Tus fanáticos reclaman tu grandeza de contar historias que nunca estuvieron allí. Historias que ahora han envejecido más que el último grupo dispuesto a reclamarte. Pero ser el maestro es la razón por la que has rodado solo, sin tener nada, como dijiste, sin dirección alguna.
Y  yo mientras ya estoy planeando otra alabanza solo por la oportunidad de hacer juegos de palabras en una de tus obras y llamarla Jingle-Jangle-Mourning, que solo será algo para mí que espero que lo tu lo harías y como Bruce Springsteen canta en “No Surrender” , “He aprendido más de una canción de 3 minutos que lo que he aprendido en la escuela”.

Feliz cumpleaños al hombre que sacudió al mundo.

Es un hombre de las montañas, puede caminar sobre las nubes; manipulador de multitudes, un torbellino de sueños, y hoy cumple 77 años.

Es una inspiración personalmente y estoy eternamente agradecido por ello.

Justo como una piedra girando, nunca hay que pensar dos veces y seguir adelante sin importar que más allá de aquí este la nada. Tener presente que es una necesidad sentirse libre. Es algo que ‘His Bobness’ nos ha enseñado en sus 77 años.

Boby. “May you stay forever young”

Y para cerrar, esta magnifica versión de “Ain’t Me Babe”. His Bobness en la guitarra y en la armónica.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *