Discos Favoritos 2020

El final de un año es siempre un momento de reflexión y este año parece más importante que nunca. No es ningún secreto que 2020 ha sido 12 meses exhaustivos de mierda constante, pero incluso con la pérdida de conciertos y festivales, la música parece salvarnos a todos. ¡Llegamos a los últimos días de 2020! Eso es algo para celebrar. Como cada año, hacemos un compilado de nuestros discos favoritos, una lista hecha por los miembros de la tripulación.Discos que nos sorprendieron y cautivaron este año. Terminamos esta última publicación del años agradeciéndoles sus visitas, likes y escuchas de los podcasts. Gracias por seguir con nosotros en este viaje.

También damos a las gracias a los médicos y personal de hospitales que han estado al frente de la lucha contra este espantoso virus que nos ha arrebatado mucho. Estamos en deuda con ellos, son para admirar, porque todo esto sería mucho. peor sin ellos.

Les deseamos un mejor 2021, con más música y salud!

¡Feliz año nuevo!

Acá nuestros discos favoritos de este año.

Bob Dylan – Rough And Rowdy Ways

Rough and Rowdy Ways se encuentra indiscutiblemente entre los mejores álbumes de las seis décadas de carrera de Dylan. Es un claro reflejo del paisaje irregular de Estados Unidos: romance y misterio, creatividad y fortuna, protestas y politiquería, conquistas y colonialismo. Es una escucha exquisita e inquietante. Dylan explora un terreno al que nadie más ha llegado antes, pero sigue avanzando hacia el futuro. El cronista moderno del rock n roll sigue haciendo música y compartiendo su arte, comprendiendo mejor que nadie como es que cambian los tiempos.

Fiona Apple – Fetch The Bold Cutters

El quinto disco de Fiona Apple es uno de los mejores del año.  Algunos álbumes son dignos de tal aprensión eléctrica, y las cadenas que los sujetan a belleza poética, llena de ingenio y tan destartalados que deben romperse. Eso es Fetch The Bold Cutters. Esto se siente especial. Un álbum como este no llega a menudo, y un artista como Apple nunca volverá a aparecer: nos ha dado una pieza de luz invaluable, un recordatorio para permanecer vivos, despiertos, enojados y amables.

Run The Jewels – RTJ4

Un disco que fue el soundtrack perfecto para revolución y la ira social del 2020. Este año veríamos el regreso de Rage Against The Machine, como la banda que prendería la mecha contra la locura política y un controversial año de elecciones presidenciales, pero no fue así, la pandemia interrumpió todo y en miedo de una crisis sanitaria, también se despertó una crisis social y de justicia y RTJ le puso rimas y beats.

El-P y Killer Mike comprenden que la ira es parte del amor que combate al odio. Un disco articulado, con lanzallamas y que llena los cráneos con versos incendiarios para un momento fracturado de la historia

Phoebe Bridgers – Punisher

Después de un prometedor álbum debut y una serie de colaboraciones asombrosas, Punisher es la declaración más honesta de Phoebe. Un paso adelante compositivo y sonoro. un brillante álbum que golpea ciertos nervios, que conducen a momentos que parecen ser sacados del soundtrack de una emocional película y que en los créditos finales nos hace recordar juventud, de vivir tantos sentimientos y experiencias diferentes, tener miedo y estar listo para seguir adelante.

Deftones – Ohms

Con Ohms, los Deftones continúan dando la prueba de que son una de las bandas más destacadas de las últimas dos décadas. Un álbum emocionante, atmosférico y que nos mantiene atentos por los 46 minutos. Un disco para escuchar a máximo volumen y formar parte de un viaje sonico de la mejor calidad de su discografía.

Neil Young – Homegrow


¿Un álbum perdido de Neil Young de 1975? Por supuesto que sí! ‘Homegrown’ no solo está a la altura y la exageración de ser un clásico perdido, sino que lo supera. Neil Young nos regala una nueva colección de canciones de amor humildes y despojadas que comenzó a escribir en lo que podría decirse que fue el cenit artístico de su carrera.

The Flaming Lips – American Head

Un álbum a la altura de sus mejores trabajos, American Head encuentra a los Lips en un introspectivo camino de muerte, familia, amor, vida y nostalgia. Con la brillantez, delicadeza y psicodelia suave, cristalina y evocadora que nos entregaron en The Soft Bulletin.

AC/DC – Power Up

En pocas palabras, AC / DC entró y lanzó los profeticos riffs atascados, creando su mejor álbum en años y encendiendo una chispa de alegría en la dura línea de tiempo que es 2020. Qué álbum absolutamente increíble.Sinceramente es uno de sus mejores trabajos en mucho tiempo y eso no es una falta de respeto a ninguno de sus otros álbumes, porque todos los amamos, pero este es increíblemente arrollador. Un puñetazo directo. Nos hemos emocionado como niños y la cara nos duele de estar sonriendo como idiotas de estar escuchando el disco en repetición. ¿Se imaginan si Aerosmith grabará un álbum de este nivel?…Pfff.
Si son tan ilusos como nosotros y de verdad creen en el poder de la música y que se puede salvar el mundo con el rock n roll. Entonces en definitiva podemos decir que AC/DC si nos ha salvado de este puto 2020.

Waxahatchee – St. Cloud

En Saint Cloud, Katie Crutchfield da vida a un nuevo clásico moderno de folk y la americana. Amor, vida y muerte y todo el viaje y las revelaciones que recorre un espíritu. Su voz es más fuerte y las canciones de este álbum la han ayudado a enfrentarse a su sobriedad y sus consecuencias. Un álbum muy especial para estos tiempos tan duros y que valdrá la pena volver a escuchar para sanar cuando todo esto haya pasado.

Fontaines D.C. – A Hero’s Death

Subversivo, melódico y con todas las credenciales de un disco con alto contenido punk. En su segundo álbum Fontaines D.C salen victoriosos y ponen su sello a su poderoso estilo en un álbum más tenso y ruidoso.

Taylor Swift – folkore

La cuarenta provoco cosas muy locas e inesperadas. Nunca nos imaginamos reseñar un disco de Taylor Switf, pero admitimos que no pudimos resistirnos. Este es un buen álbum. Estar encerrados fue un un terrible momento terrible la música y los músicos, pero ha resultado en el álbum más poderoso y maduro de Taylor’s Swift hasta la fecha. La moneda de Swift siempre ha sido la honestidad emocional, pero ahora se siente menos como un espectáculo y más como un ajuste de cuentas personal. El folclore es un asunto discreto y tenue que revela un poco más de magia con cada escucha. En este disco, en gran parte una colaboración remota entre Taylor y Aaron Dessner de The National, Taylor es contemplativa, autoritaria, clara y simplemente excepcional.

Angel Olsen – Whole New Mess

Olsen está re imaginando viejas ideas aquí,  pero ha logrado capturarlas en ciertos momentos en el tiempo, lidiando con emociones de un poder asombroso. Un disco intimo, donde Olsen nos habla muy cerca sus luchas, confesiones y absoluciones hace que este álbum sea compulsivamente atractivo. Consiguiendo tener un estilo único y fascinante mientras se desnuda, Whole New Mess no solo funciona de forma aislada, sino que merece un pie de igualdad en la discografía de Olsen. Aunque simplista en la presentación, Whole New Mess se siente como si estuvieras escuchando a escondidas una catarsis, agachado en el suelo, con la oreja en una puerta, tan cerca que puedes escuchar su respiración de Olsen cada frase.

Bruce Springsteen – Letter To You

Springsteen sigue siendo el estándar de oro en el rock and roll, un cantautor que nunca da menos que todo. Letter To You es otra misiva de primera clase del Jefe, firmada, sellada y entregada con amor. Es una transfiguración musical que nunca deja de ser impresionante, no importa cuántas veces lo haya logrado a lo largo de las décadas.

Lianne La Havas – Lianne La Havas

La Havas estaba destinada a hacer este álbum. Realmente cautivador al crear una atmósfera cálida y exuberante, el álbum le permite  explorar los rincones más oscuros del amor y la conexión emocional sin que el tema lo agobie, todo está delicado e ingeniosamente equilibrado.

Jason Isbell & The 400 Unit – Reunions

El hecho de que estas canciones parezcan tan reveladoras en un momento extraño y difícil tiene algo que ver con la coincidencia, pero lo más importante es la excelencia de la composición de canciones de Isbell. Escribe sobre los tormentos ordinarios de una vida examinada con verdadera empatía, combinando sublimes giros de frase con todos los acordes correctos en todos los lugares correctos, y arreglos que elevan una canción y la llevan exactamente a donde tú quieras que vaya. Desde canciones rock hasta melodías country. Reunions da en el clavo. Isbell es uno de los mejores compositores de los últimos años.

Drive By Truckers – The Unraveling

Un álbum personal y político, aunque sin menos fuerza que su disco anterior. The Unraveling toma su distancia de American Band pero persiste en tener canciones de protesta, hablar del lado oscuro de un país roto y el pequeño haz de luz y esperanza que se guarda en cada momento de lucha.

The Lemon Twigs — Songs for the General Public

Songs for the General Public es sin duda el trabajo más sólido hasta la fecha de los hermanos D’Addario. Cada track funciona y combina elementos de AM bubble gum y trashy glam rock. Songs For The General Public es un álbum histórico, como ningún otro, que se basa en el pasado, lo bate, lo moderniza y lo arroja a nuestro presente con una energía sónica a través de un talento efervescente. Songs For The General Public es un brillante ejemplo de cómo la vieja escuela musical puede combinarse con las sensibilidades modernas.

Chris Stapleton – Starting Over

La razón por la que Chris Stapleton suena tan bien en Starting Over es porque tiene una clara comprensión de las influencias que siempre han existido en la música country y lo que esas influencias ofrecen para hacer del country uno de los géneros silenciosamente más aventureros de la música occidental. Starting Over se centra en todos estos lugares de la música de diferentes maneras, lo que hace que cada una de estas canciones sea notablemente diferente a la anterior. Se escucha a Tom Petty y John Prine. Esto es lo que hace que Starting Over sea un álbum fácil de entender y disfrutar para aquellos que en su mayoría han rechazado el género. Stapleton, junto con muchas de las voces contemporáneas que van en estas direcciones.

Chuck Prophet – The Land That Time Forgot

Poderoso y nostálgico álbum. En los últimos años, los discos de Chuck Prophet se ha convertido en grandes joyas escondidas del rock norteamericano. Como compositor Chuck se pone a la altura y entrega un nuevo álbum con canciones de tiempos difíciles, personajes históricos y momentos que han marcado al mundo en el último siglo. Chuck es alguien en que se puede confiar para escribir buenas canciones.

Lydia Loveless – Daughter

El regreso de Lydia confirma su potente presencia como una de las mejores nuevas promesas de la Americana. Un álbum reflexivo, maduro, con golpes líricos muy a su estilo, pero mejor pulidos y devastadores. Lo complementan buenos paisajes de guitarras y arreglos sencillos.

Temas favoritos: Love Is Not Enough, Say My Name, Wringer.

Idles – Ultra Mono

A Idles no le importa la critica ni lo que digan sus detractores, tal como la portada de Ultra Mono, el disco es una bofetada sonica. Intensidad, coros ruidosos y la energía al tope. Suena a los golpes y la paliza que recibirías de unos sujetos rabiosos y más grandes que tú en una pelea dentro de un pub ingles o en una agresivo slam.

Pearl Jam – Gigaton

Su primer álbum en 7 años, un disco que se tomo su tiempo y se agradece. 30 años después, Pearl Jam continúan manteniéndose de pie como una de las últimas bandas del sonido de Seattle.
Un regreso triunfal.

Kadavar – The Insolation Tapes

Kadavar salió de su zona de confort y se embarco en una jam psicodelico fuera del hard rock. Un álbum con una atmósfera que acobija en estos tiempos raros. Estos paisajes se agradecen, una sorpresa escuchar a la banda en un nuevo espacio y experimentando, trabajando como una cabeza de tres cerebros llenos de melodías, suaves coros y un viaje espacial a lo Electric Light Orchestra o Pink Floyd.

Columpio Asesino -Ataque Celeste

Un esperado y buen regreso. Un disco palpitante y con una filosa cuchilla de electro pop.

Tony Allen and Hugh Masekela, ‘Rejoice’


Último disco de Tony Allen y que tardo más de una década en publicarse. Dos leyendas del Afrobeat y jazz, en una emocionante fusión para introducirse a una audiencia más moderna.

X – Alphabetland

Un gran regreso de una de las mejores bandas de punk de la escena de California. Un disco con energía, canciones rápidas y la total entrega de la alineación original de la banda. Casi más de 40 años haciendo música y X se mantiene en forma dando el mejor punk rock. La genialidad de D. J. Bonebrake, Billy Zoom, John Doe y Exene Cervenka es significativa para la historia del punk y con Alphabetland se apuntan uno de los mejores discos del año.

Bob Mould – Blue Hearts

Blue Hearts es un grito de ira purificadora en un tiempo oscuro, y su calor produce una luz verdaderamente necesaria; es uno de los mejores álbumes en solitario que Mold nos ha dado hasta la fecha. Sin embargo, volver a estar en contacto con su ira no ha tenido el costo de la melodía innata de Mould, incluso con las sombrías predicciones de American Crisis de que “vamos a la guerra / vamos a morir” endulzadas por su himno punk rock característico. . Es un recordatorio de que un gran disco punk puede no ser la panacea para los males del mundo, pero seguro que puede sentirse como un tiro en el brazo para el optimismo.

Rolling Blackouts Coastal Fever – Sideways to New Italy

Después de dos años Rolling Blackouts están de regreso, un poco menos frescos que en Hope Downs de 2018, pero más interesantes. Una de las bandas más solidas de una nueva generación del rock.

Haim – Woman In Music Pt, III

Nos gustaban las Haim antes, pero no para volvernos locos. Con pocas escuchas, ahora nos arrepentimos de no haber empezado a ponerles completa atención antes. Es un buen álbum.

Lucinda Williams – Good Souls Better Angels

Lucinda sigue caminando en el desierto a su propio tiempo, sus botas no se desgastan y no teme de la oscuridad ni se esconde de los seres que habitan en las arenas. Lucinda reza al diablo, toma su guitarra, la desempolva, toma un trago y rompe el piso con un blues que despeja los cielos. Un disco oscuro, personal y con un pulso que se curte con su aguardentosa voz. Uno de sus mejores discos en años.

Margo Price – That’s How Rumors Get Started

Después de haber vivido la muerte, la prisión, la falta de vivienda y las epifanías de las drogas, Margo Price está bien equipada con el tema de la música country, pero lo trata sin sentimentalismo. El material de este álbum muestra cuánto se ha desarrollado como artista. Margo Price se ha liberado de los grilletes de la música country girando sin esfuerzo y con elegancia hacia un sonido de rock clásico. Hay una confianza en sus interpretaciones vocales que refleja el espíritu del álbum: se siente cómoda siguiendo sus obsesiones, lo que resulta en un disco que reconforta y desafía en igual medida.

Bully – SUGAREGG

Es un producto lleno de alegría, no enloquecedor, pero realmente edificante y alentador. También es lo mejor que ha escrito Bognanno. En pocas palabras, Bully sabe cómo hacer música para sentirse joven y completamente confundido, a veces desesperado y, en última instancia, completamente vivo. La buena noticia es que Bully sigue siendo ruidoso y ruidoso en SUGAREGG. Eso es lo que los convierte en una gran banda en directo. Alicia Bognanno estalla de energía.

Ronieco – Ciudad Gaa

Si en las listas de “lo mejor del 2020” de rock latino no esta Ciudad Gaa!, entonces no es una lista de verdad. Ronieco ha grabado el disco más rocanrolero de la cuarentena, divertido y con mucha autenticidad. No depende de arreglos estrafalarios, ni de 20 productores para escribir una canción, no hay baladitas pedorras y amigables, ni coritos acompañados con ukelele y sobre todo no tiene la intención de comprar un grammy y hacerse famoso. Ciudad Gaa es un disco genuino, es puro y sencillo rocanroll del que nos gusta y nos hace bailar. Eso es lo que más importa y lo que necesita el rock latinoamericano.

The Strokes – The New Abnormal

Este nuevo trabajo ha atraído a todos los viejos y nuevos fans para apoyar a una banda que comenzó con el solo deseo de tocar lo que querían. Es un guiño al sonido clásico de Strokes. Sin ser aburrido o caer en canciones predecibles, The New Abnormal se siente como un viaje por toda su discografía.

Fuzz – III

No nos cansaremos de decirlo, Ty Segall es el futuro del rock. Con su proyecto Fuzz regresa con una producción más sencilla pero igual de feroz y distorsionada, un explosivo álbum que bien podría haberse grabado en una sola toma dentro de una poderosa y rara ráfaga de viento.

Blue Öyster Cult – The Symbol Remains

Su primer álbum desde el 2001. el mundo se encontraba en un caos diferente, pero Blue Öyster Cult nunca dejo de tocar. Si ese tiempo tuvo que pasara para que pudiéramos tener este trabajo, creemos que valió la pena. Ruidoso,  enérgico, nítido, a veces melódico, a veces de rock duro. Asombroso. Los veteranos de BOY han entregado un álbum a la altura de su leyenda

Ozzy Osbourne – Ordinary Man

El mundo entero sabe que Ozzy no es un hombre ordinario y a pesar de sus problemas de salud, Ozz no tiene la intención de parar. A primera escucha este álbum suena a una despedida, pero es más una celebración de su vida. Un álbum emocional donde Ozzy suspira y sonríe recordando sus mejores y peores momentos. Su familia, su banda, su música y la esencia caótica que lo ha acompañado toda su vida. Ozzy esta orgulloso y agradecido por seguir siendo un interprete y una persona ordinaria que ha hecho feliz a millones. Es un trabajo humilde y con humor, Ozzy se mantiene fresco con las tendencias de la música y no tiene miedo de experimentar con los sonidos y producciones modernas al colaborar con nuevos personajes como Post Malone y Travis Scott.

Esta sería un buena nota para terminar en su carrera, pero el mismo Ozzy no lo cree, aún tiene fuego y locura para darnos.

Menciones especiales

Khruangbin – Mordechai
Emma Ruth Rundle – May Our Chambers Be Full
Triángulo del Amor Bizarro – Triángulo del Amor Bizarro
Biznaga – Gran Pantalla
Bill Callahan – Gold Record
Emma Swift – Blonde On The Tracks
The Pretenders – Hate For Sale
Taylor Swift – Evermore
Porridge Radio – Every Bad
Datura 4 – West Coast Highway Cosmic
La Vida Bohéme – Free
The Budos Band – Long in the Tooth
Songhoy Blues – Opyimisme

Doves – The Universal Want
Lilly Hiatt – Walking Proof
Elvis Costello – Hey Clockface
Ray Wylie Hubbard – Co-starring
Oh Sees – Levitation Sessions
Matt Berry – Phantom Birds
Stephen Malkmus – Traditional Techniques
All Them Witches – Nothing as the Ideal
Woods – Strange to Explain
Willie Nile – New York At Night
Molly Tuttle – …But i’rather be with you
Kurt Ville – Speed, Sound, Lonely EP
Phil Campbell and the bastards sons – We’re the bastards
The Petal Falls – Workin’ All Night Workin’ All Day
My Morning Jacket -The Waterfall II
Isobel Campbell – There Is No Other
Pigs Pigs Pigs Pigs Pigs Pigs Pigs – Viscerals
The Jayhawks – Xoxo
Nicole Atkins – Italian Ice
The Night Flight Orchestra – Aeromantinc
Rookie – Rookie
Low Cut Connie – Private Lives
Jeff Tweedy -Love Is The King
Los Cogelones – Hijos Del Sol
Electric Shit – Canciones Para La Miseria Vol 1, Vol 2
Melenas – Días Raros
Dua Lipa – Future Nostalgia
The Fleshtones – Face Of The Screaming Werewolf
The Empty Hearts – The Second Album
Belako – Plastic Drama
Public Enemy – What You Going to Do When The Grid Goes Down
Laura Marling – Song For Our Daughter
Pup – This Place Suck Ass
Kurt Baker – After Party
Green Day – Father Of All Motherfuckers
Little Barrie & Malcolm Catto – Quatermass Seven
Mark Lanegan – Straight Songs of Sorrow
Marilyn Manson – We Are Chaos

 

 

Foto: Clay Banks

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.