#GirlsWithGuitars: The Liverbirds

Spread the love

En las anteriores entregas de #GirlsWithGuitars habíamos tenido un acercamiento a las bandas prototipo que fueron dando forma y sonido al garage en Norte América. Hoy toca repasar la breve pero sustancial carrera de una tremenda banda de chicas que hicieron que le hirviera la sangre a John Lennon después de que declarara que “Una banda de chicas jamás funcionaría, las chicas no saben tocar la guitarra”.

Originarias de Liverpool, Reino Unido y formadas en 1963, The Liverbirds fue un combo beat integrado por Valerie Gell (voz / guitarra), Mary McGlory (voz / bajo), Sylvia Saunders (batería), Irene Green (voz) y Sheila McGlory (guitarra). Las dos últimas pronto se fueron y fueron reemplazadas por un solo miembro, Pamela Birch (voz / guitarra). Al igual que muchos de sus contemporáneos, lograron cierto éxito en Hamburgo, Alemania: su versión de “Diddley Daddy” de Bo Diddley alcanzó el quinto lugar en las listas alemanas.

La banda lanzó dos álbumes, Star-Club Show 4 (1965) y More Of The Liverbirds (1966), ambos en Star-Club Records. Se separaron en 1968, después de una gira por Japón y Saunders se asentó en Alemania de forma permanente.

Durante su estancia en Alemania y en sus presentaciones en clubes, alteraron y se codearon con bandas como The Rolling Stones, The Kinks y hasta Chuck Berry, fueron nombradas las “Beatles Femeninas”. Entre covers y canciones originales, The Liverbirds vivían para hacer música, no estaban ahí para probar nada, vestían de cuero y de traje, no de vestidos lindos de chicas, ellas eran chicas duras y una vez que la banda se subía al escenario y comenzaban a tocar, la música era lo que importaba. En una escena llena de hombres, estas chicas tenían coraje, talento, ritmo y le probaron a un Beatle, que las mujeres también podían tocar la guitarra.

Curiosamente la banda no publico ningún álbum en Inglaterra, todo su éxito y leyenda se quedo en Alemania y en los clubs donde tocaron. El nombre de la banda se deriva de una criatura ficticia, el Liver Bird,  que es el símbolo de su natal Liverpool .

 

Los álbumes y sencillos que publicaron con Star-Club les dieron toda la libertad creativa. La escena las amaba y Alemania también. Tiempo después firmaron un contrato con Manfred Weissleder, organizador de conciertos y amigo de Chas Chandler, manager de Jimi Hendrix. Durante una presentación en Berlin abriendo para Chuck Berry, se le solicito a las chicas, no tocaran covers de Berry, esto presentaba un problema para la banda pues en su set tenían programadas canciones como “Roll Over Bethoven”. Su público las pedía y las chicas estaban ahí para tocar y divertirse. En las primeras notas del cover a Berry, el manager del guitarrista subió corriendo al escenario para detenerlas, Valerie Gell lo mando a la mierda y volvieron loco al publico. La consecuencia de esto fue que Berry decidió llevarlas de gira por Estados Unidos. Lamentablemente a Weissleder no le fascino la idea de viajar y prefirió que la banda se quedara en Alemania y así tener control sobre las presentaciones a reventar y las ganancias. La banda continuo de gira por Europa y agotando las entradas en todos lo lugares donde tocaban.

 

The Liverbirds fueron gira a Japón en 1968. En este punto, Sylvia en la batería había dejado la banda después de casarse y embarazarse. Su guitarrista y líder Valerie Gell dejó la banda después de casarse con su novio alemán, que  quedó paralizado en un accidente automovilístico, dejando solo a Mary McGlory y Pam Birch como miembros originales. En un promedio de edad de 22 y 23 años entre las chicas, decidieron que la mejor opción era retirarse de los escenarios.

Sylvia Saunders se mudo a España con su esposo y después  a Glasgow después de la muerte de su esposo en el 2017.  Mary McGlory, se casó con el compositor alemán Frank Dostal. Pamela Birch, murió en 2009, pasó muchos años actuando en Hamburgo, se convirtió en promotora de discos de Warner Brothers y trabajó como DJ en clubes alemanes. 

Por un breve periodo The Liverbirds se establecieron como una sobresaliente banda que no le pedía nada a otros grupos de rock de la época. Unas chicas que estuvieron dispuestas a tocar y explorar todos los obstáculos posibles en una escena dominada por bandas de hombres. Una banda que triunfo y conquisto. Dejaron su marca en la historia del rock, una historia digna de contar y no dejar en el olvido. The Liverbirds fueron la primera banda de chicas de Liverpool y que probaron que lo que son y pueden lograr las verdaderas #Girlswithguitars.

 

 


Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *