Lo que The Leftovers nos deja

Antes que nada, tengo que decir que en este barco pocas veces hemos hecho reseñas sobre capítulos de series. Pero con el inminente final de The Leftovers, una parte de la tripulación del Pirate Rock hemos estado enganchados y enamorados de este magnifica serie y tenemos que hablar de ella.

Este show me ha movido mucho más que otros, una situación que no muchos se atreverían a aceptar, pero han existido ocasiones en donde me ha hecho llorar, soltar la lagrima, quedar paralizado y con un sentimiento de confort y tristeza a la vez. Esto es lo que provoca The Leftovers. Y dentro de una semana llega el capitulo final, del cuál no me atrevo a imaginar lo que sucederá y el enorme peso emocional que dejara a todos los que han seguido la serie. Igualmente esta temporada la serie ha elevado la vara en la historia de la televisión y no hablo de raitings o popularidad, porque como hemos dicho anteriormente, este es el show más increíble que nadie ve. El final de la serie sucede 7 años después de lo que pasa en el primer episodio. Este mes también se cumplen siete años del final de Lost. The Leftovers pasará a la historia como una de los mejores show de la televisión, a la altura de Six Feet Under, Mad Men y Breaking Bad.

En una movida que parecía desquiciada, la temporada final se redujo a 8 capítulos en lugar de 10 como lo fueron las dos primeras. Una intrigante pregunta era saber ¿Como diablos se iba a resolver y contestar tantas preguntas con menos capítulos?. Acostumbrados ya al desgaste emocional de cada Domingo, después del penúltimo episodio de ayer todo cobra sentido. No en conocer lo que hay detrás de los misterios. Cobra sentido en sentirse satisfecho en saber que no todo tiene que tener respuestas, ni lógica.   

LO SIGUIENTE CONTIENE SPOILERS, QUEDAS ADVERTIDO SI AUN NO HAZ VISTO EL EPISODIO!

“The Most Powerful Man in the World (and His Identical Twin Brother).

Kevin Garvey, Jesus, The Most Powerful Man in the World

Lo único más loco que volver a la otra vida por segunda vez, es regresar por tercera vez y “The Most Powerful Man in the World (and His Identical Twin Brother )” fue una locura. Si no fue suficiente con los dos episodios anteriores, esto se transforma en lo más Leftovers que hay.

Pero maldita sea que es hermosamente magnífico.

“International Assassin”, el octavo episodio de la segunda temporada, nos llevó a lo que dimos por conocido como todo el purgatorio en un hotel. Un lugar que no es de este mundo pero tampoco de otro. Fue una pieza de televisión ambiciosa y sin precedentes que se atrevía a mostrarnos lo que significa “ser las sobras, quedarse aquí” y la vida, sea cual sea la forma, después de la muerte.

Mimi Leder y Damon Lindelof nos llevaron de nuevo a ese lugar para una estancia más breve en el final de la segunda temporada, cuando John Murphy le disparó a Kevin. De nuevo murió. Nuevamente se despertó en una bañera. Pero en vez de asesinar a Patti empujándola en un pozo y ahogándola en el fondo, sólo tenía que cantar Homerward Bound de Simon & Garfunkel. Uno de los momentos más emocionales y épicos que nos han regalado.

La clave de estos viajes es una combinación que ronda la serie. Lo conocido y lo desconocido; Específicamente, la autoconciencia y la entrega a lo inexplicable. En los tres viajes, Kevin necesitaba descubrir las verdades internas por medios extremos. Tuvo que ayudar a Patti a pasar al otro lado para mantener su cordura. Tenía que admitir que quería volver a casa. Y en su tercer viaje, necesitaba responder a sus impulsos contradictorios: si él quería estar con Nora, ¿por qué siguió huyendo?.

La respuesta resultó ser cobardía, al menos en el sentido tradicionalmente masculino de la palabra. Kevin fue a extremos increíbles para proteger a su familia, así como a los ciudadanos de Mapleton y Miracle. Literalmente murió para ayudar a su padre, su amigo y un extraño. En la superficie, parece ser el héroe más valiente y desinteresado de todos. Pero en el interior, lo está haciendo porque tiene miedo de ser vulnerable con Nora, de darse por vencido por completo a ella, así como ella tiene miedo de entregarse completamente a él. Ambos tienen miedo de ceder y perder, otra vez, ya sea una ruptura, otra salida, o el fin inevitable que nos enfrenta a todos.

Como escribió Kevin en su novela romántica:“Now she knew: He was a coward.” (Ahora sabía, era un cobarde). Utilizó su tentación para escapar, ya fuera a este otro mundo o en el mundo real, como una excusa para ocultar sus mayores temores. “La cagamos con Nora”, dijo el Kevin asesino, con su aliento moribundo. Lo hizo, y lo sabía. Pero enfrentar esa emoción nunca ha sido el fuerte de Kevin. La semana pasada, Laurie le dijo a todos en la casa de Grace: “So everybody wants something. A brain, heart, courage. Kevin’s in the Emerald City, and he’s the one who’s going to give it to you.”  (“Así que todo el mundo quiere algo. Un cerebro, corazón, coraje. Kevin está en la Ciudad Esmeralda, y él es el que te lo va a dar”)

La gente perro

Rostros familiares aparecieron en el otro mundo, uno de ellos fue Dean, el asesino de perros que vimos en la temporada uno y que regreso en la temporada 3 para advertirle a Kevin que los perros habían tomado el control del mundo. Si bien esto podría ser un misterio más, una conspiración o una broma pesada de parte de los creadores para tenernos discutiendo como estúpidos (es algo que nos fascina hacer después de casa episodio) sobre teorías de perros que han tomado forma de humanos. Pero, aquí va. Esto de los perros y el control mundial lo hemos tomado muy en serio, cuando en realidad ha sido una forma muy sublime de resumir el significado y sentido de la serie. Algo que es muy sencillo si lo pensamos.

La humanidad siempre ha intentado encontrar una razón para todo, tratar de darle sentido a todas las cosas que no se pueden explicar (Nunca vamos saber realmente que paso con los desaparecidos). En el camino de encontrar respuestas se atraviesa el amor y el dolor al punto donde todos pierden la cabeza.

A lo que Dean se refería en la primera temporada funciona más como una metáfora, una explicación a la trama del show. Damon Lindelof nos ha puesto varias pistas muy especificas al igual que respuestas escondidas. La frase que se une a esta metáfora de Dean y “la gente perro” es porque la gente y los perros interpretan la pérdida de la misma manera.

“No, no, no not all of them did, just the ones that witnessed it, you know, who were actually there when someone went..Poof!…Dog are just animals, man. They’re not like us, trying to reason it all out, make sense of shit that makes no sense. They see something like that, and they just snap. All bets are off right there. No more chasing sticks, no more licking your own balls. Then just go primal, man. Same thing’s gonna happen to us. It’s just taking longer.”

“-No, no, no, no todos lo hicieron, sólo los que lo presenciaron, ¿sabes ?, ¿quiénes estaban allí cuando alguien se fueron- ¡Poof! … Los perro son animales, no son como nosotros, Tratando de razonar todo, hacer sentido de la mierda que no tiene sentido. Ven algo así, y simplemente se rompen. Todas las apuestas están fuera de ahí. No más persiguir palos, no más lamerse sus propias bolas. Se vuelven primitivos, hombre. Lo mismo va a pasar con nosotros, solo tarda más.”

Todavía no explica nada y menos algo sobre las desapariciones, pero eso es más o menos lo que dice aquí, que es algo que no tiene sentido. Es una explicación simple, lo sé. Pero eso es sólo el punto de la serie y no el significado de la misma. De cualquier manera, Damon ha estado jodiendo a todos con esta brillante obra de arte.

The Leftovers trata sobre el dolor y el sufrimiento. El título lo resume también. Son todos los sobrantes … Estos no son los niños que se eligieron primero para el equipo de futbol. Estos niños no fueron elegidos en absoluto.
Los vemos sufriendo a través de la vida tratando de encontrar algún tipo de esperanza. Para encontrar una manera de entender lo que está sucediendo en un mundo que se siente como que se ha vuelto loco. Ellos son los ladrones de la cruz junto a Jesús, que están en medio de dolor, angustia, y respirando sus respiraciones moribundas … queriendo creer en algo. Esperando encontrar esperanza … o encontrar una razón para seguir adelante

Cuando Kevin cruza al otro mundo se da cuenta que hay dos de el mismo. Todo apuntaba a que sería una batalla entre el bien y el mal … salvar o destruir el mundo.

Esto era más una batalla interna. El amor de Kevin por Nora contra el miedo por el amor. El sacrificio de Kevin por la salvación de todo el mundo contra Kevin aceptando su verdadero ser y las cosas que quiere.

También aprendimos que el tal David Burton se la pasa diciendo que es Dios como una frase para ligar. Así que en realidad no importa si hay un Dios o si responderá las respuestas a las preguntas. Tal vez la batalla del bien contra el mal es solamente nuestra batalla con nosotros mismos. Amor vs Miedo.

“Hay dos fuerzas básicas de la motivación: el miedo y el amor. Cuando tenemos miedo, te retiras de la vida. Cuando estamos enamorados, nos abrimos a todo lo que la vida tiene para ofrecer con pasión, entusiasmo y aceptación. Tenemos que aprender a amarnos a nosotros mismos en primer lugar, en toda nuestra gloria y nuestras imperfecciones. Si no podemos amarnos a nosotros mismos, no podremos abrir nuestra capacidad de amar a los demás o nuestro potencial para crear. La evolución y todas las esperanzas de un mundo mejor descansan en la valentía  y la visión de corazón abierto de personas que abrazan la vida. “

John Lennon

Tal vez lo único real que tenemos es hacer lo mejor que podamos. Recibir y disfrutar la vida que tenemos, mientras la tenemos y amar a las personas a nuestro alrededor.

Kevin decide destruir el lugar donde el escapa de la vida y regresa para enfrentar las consecuencias de ser un cobarde y tal vez resolver las cosas con Nora… o tal vez convertirse en una nueva figura divina, un Jesús que imparta esta sabiduría de amor por los demás. 

Lo mejor fue ver el regreso de Patti y que estuvo ahí para ayudar a Kevin en la decisión que tomará. El la libero y ella regreso a devolver el favor. 

Ver y adentrarme en esta serie ha sido una de las experiencias más memorables de mi vida y esto también se debe a estas locas y interminables discusiones, justo como sucedió con Breaking Bad o Lost hace unos años.

Ha sido un honor compartir este viaje con las personas que lo han visto. Simplemente leyendo las teorías, hablando de los personajes y simplemente hablando sobre el programa, lo hice multi dimensional para mí. Debo haber visto de nuevo por lo menos 2 veces cada episodio, porque he leído alguna teoría o escena interesante que no me di cuenta, pero otros si lo notaron.
Voy a extrañar esta serie y el sentimiento y emociones que provoca y aunque creo firmemente que deberían haber tenido dos temporadas más (tantos ángulos diferentes para explorar), estoy feliz de que este programa tendrá un recuerdo completamente feliz en mi mente. Pase lo que pase el domingo, estaré contento con eso porque lo mucho que ya me han mostrado. Tengo la sensación de que el domingo será una carta de amor para los aficionados como ‘Granite State’ y ‘Ozmyndias’ fueron para Breaking Bad.
Damas y Caballeros disfruten esta última semana de The Leftovers. Fue una experiencia increíble y todos seremos un recordatorio de ello. El viaje de ver y sentir esta serie es la mejor parte. Recuerden eso.

Nos vemos el Domingos. Va a ser un mal día. Y si no pasa nada, no importa, dejemos que el misterio sea.

 

¿Y ahora qué?

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *