Así como muchos quisieran regresar el tiempo y escuchar y experimentar el Dark Side Of The Moon de Pink Floyd como la primera vez, o cualquiera de sus discos favoritos, yo quisiera escuchar de nuevo ‘Artaud’ del flaco Spinetta.

Llegue algo tarde a mi primer encuentro con la música de Luis Alberto Spinetta, aún así tuve algunos años para poder apreciarlo y conocer su obras mientras estaba en vida. En ese entonces ya me era familiar Charly García, Los Gatos, Litto Nebia, Pappo, Sumo y muchos otros pilares del rock argentino, sin embargo Spinetta permanecía como  un misterio. Siempre que mencionaban a Spinetta en alguna entrevista o texto, me llamaba más la atención buscar al personaje que fue de gran influencia para Gustavo Cerati. Así un día en la tienda de discos se me prendió el foco y comencé con la búsqueda de discos del flaco, para mala suerte no hubo ninguno y el encargado de la tienda, ni se dio el tiempo de intentar buscarlo. La misión no termino ahí, meses después en el famoso tianguis del Chopo en la Ciudad de México, pregunte nuevamente en los puestos por algún disco de Spinetta, no hubo ninguno ese día, sin embargo y para mi mejor suerte el único que tenían era una copia de ‘Artaud’ de Pescado Rabioso, el del puesto me comento que era una de las bandas del flaco pero en realidad era su primer disco en solitario. No dije más y me lo lleve a casa. Sin saber el hermoso regalo que había obtenido, di play al disco y simplemente fue mágico. Fue en un instante que me di cuenta que estaba escuchando un disco que estaba cambiando mi vida y mi perspectiva sobre la música. Y así es, este disco es un antes y después en la vida de muchas personas. Me conecto y me desconecto de muchas cosas. Quisiera contarles algo mucho más profundo de este gran álbum y de la obra de Luis Alberto Spinetta, simplemente no tengo las palabras suficientes o exactas para describirles la magia y poesía de este pilar del rock argentino. 

Creo en una ocasión Charly García lo resumió bastante bien. 

“Fue un inventor. Un tipo que inventó algo, que agarró elementos de aquí y allá y los fusionó para crear algo que no existía, que era la poesía del rock en castellano. A mí me inspiró mucho. Yo pienso que sin él hubiese sido todo distinto, realmente era un tipo tan importante”.

A cinco años de su partida, lo recuerdo en esta humilde página. Hace 5 cinco años, Spinetta me ayudo a salir de un momento muy difícil en la vida y Artaud y Exile On Main Strett de los Stones fueron mi soundtrack. Por esto es que agradezco estas canciones y momentos. 

Sus canciones y sus letras se seguirán escuchando durante el resto de la historia del hombre y este planeta. Un poeta, un autor con puntería exacta a la hora de colocar sus letras y los acordes de guitarra. Un viaje por el cosmos y la vida. Este es una de la más grandes obras del rock argentino y de latinoamericano. 

Desde el Jardín de los Presentes, a 18 Minutos del Sol, los Niños que Escriben en el Cielo te brindamos un saludo donde quiera que estés.

Den play, déjense llevar y disfruten.

 

Comments

comments