Entrevista: Malapata

Spread the love

¿Hay algo así como funk sin problemas? Porque si es así, esto es todo. Malapata se formo en la Ciudad de México después de “desafortunados” eventos, pero que los han llevado a seguir los pasos correctos. La profundidad, ambición y dedicación que la banda ha invertido a su música los ha llevado a dar un enorme salto desde su primer lanzamiento.

Con la reciente publicación de su sencillo ‘Ahora’, la banda ha logrado consolidar su sello y su sonido único. Esto sumando a la experiencia en vivo, Malapata es una banda con un futuro brillante y que recomendamos estar atentos a sus shows en vivo por si pasan por tu ciudad.

En el primer álbum ‘Yo Si Quería’ publicado en el 2016, la banda va a lo grande. Las influencias de sonidos funk y pop son más que claras. Si habría que explicar a que suena imaginen ese funk guitarresco de Lenny Kravitz en ‘Always On The Run’, un sonido soul más contemporáneo como el de Curtis Harding, St. Paul & The Broken Bones y melodías pop como Maroon 5 y hasta lo más reciente de Dan Auberbach. Aún así se tiene que decir que el sonido Malapata es genuino y original. Armonías apiladas, capas de guitarras, coros amigables y letras pegajosas. Combinación asesina para crear un autentico éxito pop. Emoción pura junto con el talento para levantar cada canción como una ola que se eleva desde el océano y sube y baja con un ritmo increíble. La banda ofrece un sonido nuevo, en una presentación única de música funky y canciones de tono alto. Este álbum es un viaje y es sutil. Tiene eso que los grandes álbumes solían ser, además de ser divertido y bailable. La música es subjetiva y tienes que escuchar por ti mismo para decidir, pero este álbum es muy diferente y refrescante de lo que la mayoría está haciendo en este momentos. Este es un disco que dejarías sonando en el auto toda la semana. Si bien este es un álbum sólido, el plus es ver a la banda en vivo traducir la energía de las canciones a su shows. La unidad musical de la banda se destaca de muchos de los grupos de hoy en día que no cambian o no evolucionan como Malapata lo hace. Las versiones en vivo son también una buena ventaja. Le da al álbum ese sentimiento exclusivo que solo obtienes en los conciertos. Es un proyecto digno de un grupo de talentosos artistas que desafía la categorización fusionando una mezcla de géneros en un sonido sintonizado y bailable. En Malapata no hay momento de descanso, constantemente sorprendiendo al oyente con una mezcla de Rock, Soul, Funk y R & B, bien ejecutado de principio a fin.

Más tiempo y experiencia en la industria deberían hacerlos brillar más y no sería sorpresa verlos próximamente agotando boletos para un Lunario del Auditorio Nacional. Durante su presentación no hubo nada más encantador que ver a la gente en sonriendo, cantando y respirar la historia musical que forma su propia comunidad. Una actuación llena de energía.

 

Durante su gira promocional de su sencillo ‘Ahora’, lanzado el pasado mes de Junio, Malapata se presento en Sala Traffic de la ciudad de Toluca. Tuvimos la oportunidad de platicar un poco con ellos.

 

¿Su sencillo ‘Ahora’ es parte de un nuevo material?

Jesús: Es la idea. Este primer sencillo es un pequeño cambio, para nosotros también es una prueba para ver como reaccionamos y el publico ante esta nueva propuesta y sobre todo también probarnos para ver como nos sentíamos con Carlos Jorge, nuestro productor. A la larga la idea es que sea parte de un segundo material en algún momento.

En sus influencias esta muy claro sus influencias funk, soul, pop ¿Cuando comenzó esto para cada uno de ustedes?

Levy: Todos tenemos la música desde muy chicos, cada quien trae su propio sonido y creo que eso es lo que la da mucha riqueza a la banda. Tenemos mucha variedad en nuestro sonido.

A la hora de componer los temas y las letras ¿Como funciona Malapata? ¿Tienen algún ritual, algún proceso o así como fluya la música?

Braulio: Los que hacemos las rolas, Jesús y yo en el primer disco, fue lo que llevábamos al ensayo, ideas un poco más solidas y lo montábamos. En las nuevas canciones que estamos probando y sacando a pasear, Champs se suma al equipo de compositores de la banda y más que un ritual es llevar rolas al ensayo, escucharlas, ver de que tratan. El único ritual que perdura es cuando llevamos una rola nueva tenemos que sentarnos todos a platicar y decir ‘Miren lo que me paso fue esto’, de alguna manera dar la experiencia más desnuda y una vez entendiéndola que de quiere hablar Champs o Jesús o yo, cada uno va aventando ideas, propuestas. Música al final de cuentas.

En el álbum y en los vídeos en vivo se nota muy bien su sonido pulido, sus horas de ensayo y la dedicación que le ponen a la banda. ¿Como fue el proceso para alcanzar el sonido que querían?

Huato: Ensayamos 3 veces a la semana. Trabajar el sonido individualmente y aprender a escuchar a los demás compañeros, esto es una banda y siempre tratamos de que Malapata trabaje como un ente. Malapata se forma por los brazos que son la guitarra, la batería los pies, Jesús puede ser el tórax, todo eso sumado, el trabajo de cada ensayo, ser muy críticos para las rolas y las composiciones nuevas, ser críticos y honestos cuando no nos gusta algo.

Jesús: A la larga lo que ha ido definiendo mucho el sonido es entender como compositores quien es cada quien en la banda, poco a poco hemos ido encontrado que clase de cosas podemos componer y que le van a alguien. Si sabes que Champs toca de cierta manera y puedes darle ese elemento, creo que todos entendemos el papel del resto. Es lo que le ha dado bastando cohesión. Componemos pensando en los demás y los demás pensando en nosotros y tiene sentido. Llegas al ensayo y lo que compusiste tiene sentido para los demás.

¿Ustedes produjeron el álbum o con quien trabajaron?

Braulio: No, el primer disco lo produjo un chico que se llama Alex Fly. Justo esas nueve rolas fueron parte de un proceso larguísimo. Malapata despego con esas canciones. No podíamos aventarnos los métodos de producción. Antes de ese álbum hubo dos Eps y corrieron por nuestra cuenta. Si algo tiene Malapata es que entiende que las figuras que invitamos a trabajar y colaborar con nosotros tienen un papel especifico y suman al proyecto.

¿Como fue la experiencia del grabar el álbum? ¿Qué fue lo más difícil y lo que más disfrutaron?

Braulio: Del álbum pasado lo más difícil fue pagarlo (risas). Lo que más disfrutamos fue ver que de alguna manera sirvió y cimento a la banda. Yo veo a muchas bandas que se rompen el alma haciendo sus eps, sacando sus primeros discos y pasan desapercibidos, pasan por debajo del agua. Si bien este disco no nos llevo al Vive Latino si nos consolido como banda y nos llevo a muchos escenarios. Si le debemos un poco al “Yo Si Quería”.

 

Para cualquier banda siempre uno de los retos más difíciles es definir su sonido y estilo. Con el álbum y los sencillos que ha publicado, han logrado bastante bien consolidar el ‘Sonido Malapata’.

Jesús: Tuvo mucho que ver como lo hicimos, de pronto estar dos semanas y media todos encerrados grabando en el estudio y luego otras dos semanas editando, mezclando y checando sonidos. Fue prácticamente un mes en que nos dedicamos para ver como queríamos que fuera, como iba a sonar el disco. Me acuerdo de haber estado horas y horas enfrente de la consola con Champs, solo escuchando y diciendo ‘Esto si, esto no’. Eso ayudo mucho y luego llevarlo de gira y evolucionarlo como iba el tour.

Para alguien que no ha visto a la banda en vivo ¿Como describirían su show?

Braulio: Enérgico! Pura energía!. Parece broma, pero si. Saltos y baile. La experiencia Malapata va más de esos 40 minutos o una hora que tocamos, va que la gente se despabile, la pase bien. No por ser una banda pequeña o emergente deberías aburrirte o pasarla mal. Una vez entendiendo nuestra música y creo que lo hacemos muy bien, es transmitir esa vibra a la gente y es enérgico. A veces nos gusta decir que es como un exorcismo colectivo, hasta nosotros terminamos de Whoa!.

Ahora que están de gira ¿Como pasan el tiempo en la camioneta? ¿Qué escuchan para no aburrirse?

Huato: Platicamos mucho. Cada quien se pone sus audífonos. Depende del tiempo de viaje. Nos dormimos, nos despertamos, nos molestamos, una vez llegados al destino nos separamos tantito. Al final todos pensamos cosas distintas, convergemos en la banda pero llega un momento en el que alguien ya no quiere escuchar Luis Miguel y quiere escuchar Cartel De Santa. Estamos limitados porque tenemos un cambiador de discos de 5 discos. Escuchamos el disco de Indios, La Gardfield o discos de las bandas con las que alternamos.

 

Agradecemos a todos los miembros de Malapata y su equipo, Polychord Music y Sala Traffic.

Pueden seguir, escuchar y comprar la música de Malapata en sus redes.

Facebook

Instagram

Twitter

Bandcamp.com

Youtube

Foto Portada: Facebook Malapata

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *