El 2021 fue un año fenomenal para la música. A medida que la pandemia retrocedió lo suficiente como para que algunas bandas comenzaran a tocar en shows nuevamente, con eso vino la confianza para lanzar nuevos y tremendos álbumes al mundo, y no importa qué rincón del mundo de la música te guste más, seguramente hubo al menos una nueva canción o disco que te dejó alucinado.

Estos son nuestros favoritos de 2021.

The War on Drugs – I Don’t Live Here Anymore

I Don’t Live Here Anymore, es su declaración más grande y grandiosa hasta el momento. Adam Granduciel nunca ha comprado la mitología que acompaña al estrella del rock, pero esta es una oda triunfal a su género. Un clásico instantáneo.

Track recomendado:


Floating Points, Pharoah Sanders & The London Symphony Orchestra – Promises

Este es un álbum verdaderamente hermoso y una experiencia puramente placentera. Ustedes tienen que ser testigos. Si pueden, escuchen este álbum en soledad y su belleza iluminará su vida de formas que no parecían posibles.

Track recomendado:

The Weather Station – Ignorance

Ignorance podría ser uno de los discos más importantes del año, ya que pone todos nuestros corazones rotos y nuestras caóticas mentes bajo un microscopio, donde hay canciones que estallan con algo increíble y que vibran más allá de nuestras paredes emocionales y físicas. La cruda emoción en sus letras es bastante devastadora.

Tamara Lindeman no pierde su enfoque para reflejar los problemas del mundo a través de canciones muy íntimas.

Gran parte del álbum se inspiró en la investigación obsesiva de Lindeman sobre el cambio climático y el temor que la acompaña ante la amenaza. El disco abre de manera tremenda con “The Robber” donde Tamara cantá sobre que “El futuro será apocalíptico. ¡Pero haz lo tuyo! Lindeman canaliza ese terror e ira hacia los ladrones corporativos que se han beneficiado del desastre ambiental, pero también son canciones con cuestiones del aquí y ahora y de los humanos que dan sentido emocional a este complicado presente.

Nuestro disco favorito de los favoritos del año.

 

Amyl & The Sniffers – Comfort to Me

Es prácticamente el disco perfecto de punk moderno: la banda tiene un talento descarado, así como un fuego atronador en sus vientres. Magnífico, sucio, furioso y adulterado como debe sonar el punk.

Nick Cave & Warren Ellis – CARNAGE

“Carnage” es posiblemente el mejor disco de Cave y Ellis desde la última reinvención de The Bad Seeds en “Push The Sky Away” de 2013, o tal vez incluso “Abattoir Blues”. Sin duda, son dos maestros artesanos de canciones en la cima.

Brian Wilson – At My Piano

Este álbum tiene 15 de los mejores clásicos de Beach Boys y de Love and Mercy con Brian a las teclas y, por supuesto, te imaginas Brian en el piano sobre su caja de arena, es escuchar la “música clásica” de la década de 1960; es escuchar la música clásica que hizo Brian. Sus pequeñas sinfonías adolescentes a Dios, sus amalgamas de Phil Spector y Beatles que fueron moldeadas por su mano, su oído, su corazón y su alma, canciones que se inspiraron tanto en Gershwin y Mozart como en el surf y las chicas.

Toda una experiencia musical reveladora y esencial, incluso para los fanáticos usuales.

The Surfing Magazines – Badgers of Wymeswold

Garage rock, boogie, folk, guitarras surf, saxofones, una disco que huele a loa Kinks y a un clásico moderno del rock n roll.

Sleaford Mods – Spare Ribs

El dúo de Nottingham estreno el año con una excelente producción, deslumbrante, invitados, letras muy afiliadas y una firme negativa a ofrecer respuestas fáciles y beats bien contagiosos.

Mengers – Golly

El soundtrack del final de los tiempos, un día cualquiera en caos de las ciudades, el smog, la destrucción y el fuzz.

El psicodelico viaje en el transporte urbano mientras todo se incendia afuera. El terror, la realidad y el fin de una era, con guitarras y distorsión.

El disco del año del rock mexa.

SGT. Papers – Me Hiciste Brujeria/ SGTP

La mejor banda de rock en años, crudos y sucios y ruidosos. Fuzz directo en la cara.

Acuérdate del rock, el que es adulterado y molesta a tus vecinos los mochos. Que te valga verga y subele a los Sgt. Papers!

Faye Webster – I Know I’m Funny haha

Sabemos que es divertida, pero creemos que también es bastante lista. Con solo 23 años, ya tiene cuatro álbumes en su haber, vuelve mejor que nunca con su country folk del que es imposible no enamorarse.

Fiddlehead – Between The Richness

Este es una buena explosión de energía, una inyección en el brazo entre tantos lanzamientos iguales de bandas bandas de emo / rock optimistas.

Dry Cleaning – New Long Leg

Dry Cleaning ciertamente da un giro que no solemos escuchar en la escena moderna pero próspera del post-punk. New Long Leg es un debut apasionante y cautivador.

Cassandra Jenkins – An Overview On Phenomenal Nature

Lleno de gente, historias y diálogos, su segundo álbum fluye como un viaje emocional con una visión serena. Escuchar este álbum fue una experiencia absoluta. Te toma de la mano y te lleva de paseo para salir a ver la puesta de sol mientras vas acostado en el asiento trasero del auto.

Low – Hey What

Es fácil hacer música difícil y es fácil hacer música hermosa. Pero es todo un truco ser ambos al mismo tiempo, y en Hey What, Low se destacan como maestros del arte.

The Hold Steady – Open Door Policy

Open Door Policy es posiblemente el mejor álbum de Hold Steady desde Stay Positive de 2008. La banda ha madurado sin perder su optimismo eterno y su oído para divertirse.

The Hold Steady debería ser una de las bandas más grandes del planeta.

Hiss Golden Messenger – Quietly Blowing It

Hay una razón por la que Hiss Golden Messenger se ha convertido en una de las bandas más destacadas de los últimos años. No solo se debe a su destreza melódica, sino igualmente importante, tiene que ver con la forma en que incorporan el tono y la textura en sus canciones y crean un sonido tan expresivo como resultado.

Es música para el alma. Es discreto, pero está cuidadosamente hecho.

Japanese Breakfast – Jubilee

Es divertido, intrépido y con la profundidad suficiente para que las canciones se te peguen en el cerebro. Es pop inteligente bien hecho.

Arlo Parks – Collapsed In Sunbeams

Un álbum debut sublime, donde Parks invoca melodías conmovedoras que se acompañan de increíbles letras en una hermosa combinación de sonidos, poesía y emoción que te detiene en seco.

Un trabajo hecho con mucha dedicación, expresión y detalle. Reflexivo, con mucha intuición y temas como depresión, sexualidad, prejuicios y asuntos del corazón. Un álbum que te ambienta a sonidos de la vieja escuela, con estilos de soul-pop y la calidad voz de Parks.

Viagra Boys – Welfare Jazz 

Welfare Jazz es un caótico viaje de garage, post punk y jazz todos mezclados en un absurdo golpe directo a la cara.

Un arsenal muy infeccioso de canciones y distorsión con saxofón.

Turnstile – Glow On

Ganchos pop y rápidas guitarras punk. Hardcore punk para volar por las nubes, donde no hay limites entre la experimentación, un disco veloz que va de melodías dream pop hasta punk para patinar en un parque tan caótico y cautivante a la vez. Brillantes canciones de una banda que no tiene miedo de mostrar y poner sobre la mesa todas sus influencias.

Un disco que les aseguramos van a tener en repetición por semanas.

Wanda Jackson – Encore

Dos años después de anunciar su retiro de los escenarios, la auténtica reina del rockabilly hace un último ‘Encore’ donde se despide en la cumbre disparando directo al corazón con su rasposa y poderosa voz. Aullidos y guitarras twang de blues y rock n’ roll.

Wanda siempre estuvo en el camino de ser una brillante estrella, pero después de una gira y una charla con Elvis Presley, Wanda pavimento el camino para las mujeres en el rock n roll.

La primera dama del rockabilly, una pionera, un remolino electrificante con estilo y swing

Se acompaña en algunos temas de las voces de Joan Jett y Elle King

Una despedida con clase y categoría a la altura de su leyenda.

Garbage – No Gods No Masters

El mejor álbum de #Garbage en años, un disco donde escuchamos a una banda que ha envejecido bien y lo han aprovechado de una manera emocionante.

Un disco familiar, pero con más furia y elegancia de guitarras y sonidos electrónicos.  Uno de los lanzamientos más geniales y que le dieron vitalidad al 2021. Una banda con 30 años encima que demuestra que su influencia y relevancia es perdurable.

Garbage nunca perdió su toque, pero tuvieron que llegar a este álbum para demostrarlo al resto del caótico mundo. Están equivocados si piensan que aquí hay dinosaurios y otro disco aburrido de otra banda de los 90.

Shirley Manson da una contundente masterclass en sus letras y voz, Butch Vig pone lo necesario para propulsar a la banda y llevar a Shirley al centro para cantar contra el capitalismo, la corrupción del sistema, la muertes, los inocentes y las preocupaciones de las últimas generaciones.

No Gods No Masters, un disco inspirado en las protestas de Chile, el poder de la gente de mover montañas, la belleza y la crueldad del mundo.  Una cachetada en la cara para despertar del juego de los poderosos e imaginar el futuro.

Yola – Stand for Myself

Stand For Myself es un álbum de la vieja escuela que se combina con los sonidos modernos y también muy auténticos.  Yola es una potencia en lo que respecta a la voz y el arte. En cada disco sabe con claridad y seguridad exactamente qué hacer. Este disco predica y enseña, además se respira música como ninguna otra cosa y hay una cantidad increíble de referencias sonoras de varias décadas, que es lo hacen entrañable e interesante.

Quedamos encantados con cada minuto de este álbum

Cassandra Jenkins – An Overview On Phenomenal Nature

Lleno de gente, historias y diálogos, su segundo álbum fluye como un viaje emocional con una visión serena. Escuchar este álbum fue una experiencia absoluta. Te toma de la mano y te lleva de paseo para salir a ver la puesta de sol mientras vas acostado en el asiento trasero del auto.

Sons of Kemet – Black To The Future

Canciones y letras sobre el significado del poder negro… Black To The Future es una devoción sónica al pasado y al presente de la cultura negra, desde el Caribe hasta Nueva Orleans. Más allá del jazz hipnótico, se trata del mensaje. Brillante producción de ritmos, rimas y beats. Un disco para los conflictivos días de esta época.

Idles – Crawler

El ambiente oscuro e introspectivo de este último lanzamiento de Idles bien puede decepcionar a aquellos que aman a la banda por sus tracks furioso. Pero para aquellos que han estado esperando que la banda le de una vuelta a su sonido, Crawler es un acierto en su discografía.

The Stranglers – Dark Matters

El último álbum de Dave Greenfield y probablemente también el final de The Stranglers. Aún así la llama de la banda continuo con la grabación del álbum en su honor.  En Dark Matters rinden un muy sentido tributo a su compañero caído.

‘This Song’ abre el álbum con un golpe energético y el resto del disco se va transformando en un muy sentido homenaje a legado de la banda que hace brotar una lágrima.  Una última celebración de sus 45 años en la carretera, dónde tomaron prisioneros al mundo, hubo risas, drama, ternura y punk rock.

Un final brillante y con clase o el comienzo de un nuevo respiro para la banda.

“And If You Should See Dave..say hello. This is where your solo would go”

Track recomendado: This Song, And If You Should See Dave, The Lines, If Something’s Gonna Kill Me (It Might As Well Be Love)

Public Service Broadcasting – Bright Magic

El quinto álbum de estudio de Public Service Broadcasting es una oda a Berlín y de alguna forma logra capturar la cultura electrizante de la ciudad. Un disco que los pondrá en un inmerso viaje en el que vale la pena perderse.

CHVRCHES – Screen Violence

Nada nuevo en el horizonte, pero el Synthpop emocional de la banda esta en su mejor lugar. Confidentes y más honestos.

Olivia Rodrigo – SOUR

SOUR es un contundente álbum debut que ilustra el hermoso caos de estar dentro del cerebro de una adolescente.

Rodrigo posee un don para los ganchos pop furtivos y su voz, que va más allá de sus apenas 18 años. Sour no trasciende a sus innumerables influencias, pero al menos podría inspirar a sus fanáticos a busquen los sonidos que lo inspiraron.  Este disco esta en nuestra lista de favoritos, no por el hype o el drama adolecente, está porque nos dió una buena lección de aprendí a dejar de preocupanos por envejecer y a aceptar la música la nueva música por lo que es.

Weezer – Van Weezer

Es un álbum cursi, no lo vamos a negar, pero es muy divertido, un irresistible homenaje al hard rock de los 80 y a Eddie Van Halen.

No es un álbum de metal o algo que suene a Gojira, pero ¿saben que? Nada de eso importa, porque los tipos de Weezer crecieron escuchando heavy metal en sus habitaciones, así como tu y cualquier otro fan del heavy. Es un disco de metal con el sonido de Weezer, canciones muy pegajosas, potentes riffs y un tremendo viaje a la nostalgia, al lugar y los momentos dónde todos hayamos refugio y amistad en el metal.

Es un disco sobre identidad y pertenencia. Crecer y envejecer, un álbum que se siente como una promesa de mejores días.

Esta bien que te hagas el rudo y no le digas a tus amigos metaleros que escuchaste un disco de Weezer, pero cada vez que necesites una tonta dosis de riffs y serotonina, Van Weezer va a ser tu gusto culpable favorito.

Es Rivers Cuomo haciéndole de Van Halen y Kiss, ¿qué más necesitas?

Snail Mail – Valentine

Ambicioso álbum y bien ejecutado en 10 temas donde Lindsey Jordan atraviesa sus desordenas entrañas, conflictos y amores de la vida. Canciones honestas y para escuchar cuando se termina la fiesta, se van todas las personas y solo quedas tu, la música y y tu sillón favorito dónde te gusta ver pasar la noche.

Dinosaur Jr. – Sweep It Into Space

Sweep It Into Space es otro acierto en su carrera de más de 40 años. Disco para disfrutar en un día soleado con guitarras.

Converge & Chelsea Wolfe – Bloodmoon: I

La colaboración con Wolfe es más lenta y melódica que sus álbumes habituales, pero aún más pesada. Un álbum con oscuros paisajes sonoros que nunca se vuelven abrumadores, sino que permanecen exuberantes, cinematográficos y apocalípticamente grandiosos.

#FooFighters – Medicine at Midnight

Los Foo entregan otro álbum con su formula de canciones para cantar en estadios. Un disco divertido y es una prueba más de que la banda ha madurado en su habilidad de melodías, arreglos y letras.

Una escucha esencial para los fans y una presentación decente para los que van llegando.

Black Midi – Cavalcade

Energía, experimentación, ambición, un estilo caótico y de altura de hacer música de forma libre. Black Midi es una banda que constantemente intenta presionarse a sí misma y también a sus escuchas. No es una banda que se conforma en recibir halagos y hacer el mismo disco varias veces.

Emma-Jean Thackray – Yellow

Yellow es una experiencia lisérgica con mucho groove, alegre, bailable y que logra sorprender continuamente.  Con alta dosis de sonidos y ritmos que te saludan en donde quiera que te encuentres. Excelente viaje sonoro para el cuerpo, la mente y el alma.

Wolf Alice – Blue Weekend

Blue Weekend es un álbum lleno de emociones: es sonido de una banda que se ha pulido y se ha puesto a prueba mientras solidifican aún más su identidad musical. Blue Weekend será el álbum que finalmente convenza al público de la brillantez de estos británicos.

Los Mundos – La Fortaleza del Sonido

Un nuevo viaje lisergico de los mundos hacia frecuencias de otras constelaciones de stoner y psicodelia.

Pip Blom – Welcome Break

Pip Blom sigue sus guitarras soleadas a dondequiera que los lleven. Un disco repleto de himnos de grunge-pop alegres con muchos dones para las melodías, incluía todos los ingredientes clave para hacerte fan.

Thunder – All the Right Noises

Thunder viene en una gran racha de buenas producciones, la banda esta más viva que nunca. Las guitarras suenan fuerte, la voz de Danny tiene potencia. Otro clásico para Thunder, si en este punto aún no los han escuchado, se han perdido de unas las bandas de rock más subestimadas de la historia.

Billy Nomates – Emergency Telephone

Billy Nomates se ha convertido rápidamente en una de las propuestas más emocionantes de la música británica y su último EP es una continuación de su entrañable energía con agresividad post punk y esa arrogancia contagiosa que no envejece.

Robert Plant and Alison Krauss – Raise The Roof

Raise the Roof refleja una amplia gama de música con canciones de folk, country y R&B, junto con algunas selecciones de folk británico, conocidas por Plant desde hace mucho tiempo. Una vez más las partes vocales se fusionan y entrelazan como si Plant y Krauss fueran cada mitad de la misma alma y habitan plenamente en estas canciones.

Puede que este álbum haya tardado 14 años en llegar, pero Raise the Roof es otra joya del equipo Plant / Krauss / Burnett.

Quique González – Sur En El Valle

Quique no defrauda y nos entrega una colección de canciones sobre la vida y el paso del tiempo.

Billy Bragg – The Million Things That Never Happened

The Million Things That Never Happened es un álbum contemplativo. Bragg buscando la verdad melodías de piano y sobre su guitarra. Aunque el tiempo ha suavizado los bordes afilados que caracterizaron a Bragg cuando era joven, el sonido de su música ha evolucionado y nunca se ha alejado mucho de los temas que lo inspiran.

Black Country, New Road – For the first time

For The First Time se presenta como un experimento tremendamente exitoso y, al igual que Slint, es fácil preguntarse si Black Country, New Road alguna vez volverá a hacer algo remotamente similar.

Villagers – Fever Dreams

Quinto álbum y un disco lleno de riesgos en un momento donde cualquier banda encuentra su ritmo y están felices de ir a lo seguro.  Como surfear en un sueño lucido, tan encantador y psicodélico como su portada.

Margaritas Podridas – Margaritas Podridas

Shoegaze desde Hermosillo, noise rock etéreo de una banda joven que va poco a poco va tomando identidad con un sonido sucio y soñador.

Chubby and The Gang – The Mutt’s Nuts

Punk sucio cervecero y que de ese que de inmediato te dan ganas de estar en medio de un caótico y divertido slam. Yep, es Chubby and the fucking Gang. Frenético, insano y poderoso.  The Mutt’s Nuts tiene furiosas canciones contra la confirmación de la vida godín, los problemas personales, la angustia y las causas injustas.

Rápido e insolente, con momentos amigables para respirar y luego volver al centro remolino.

Goat Girl – On All Fours

La banda es capaz de enfatizar, experimentar y expandir sus horizontes musicales. Y lo hacen triunfantes.  Colores y neo psicodelia en 13 temas con mucho espíritu.

Rostro del sol – Rostro del sol

Alucinante psicodelia. Un tremendo jam de jazz, rock y blues. El mejor disco del 2021 cómo maquina del tiempo para encarnar el espíritu de los sonidos de los 60 y la progresión de los 70.  5 tracks llenos de Acidez que van a derretir tu cara. Rostro del Sol, tu nueva banda favorita mexicana.

Parquet Courts – Sympathy for Life

En este álbum la banda ha pulido su sonido con más groove en sus guitarras y manteniéndose en sus raíces.

SPIRIT OF THE BEEHIVE – ENTERTAINMENT, DEATH

Música paranoica y solitaria para las horas nocturnas. No una escucha fácil, pero delirante de disfrutar. Muchas ideas y sonidos que hacen que Spirit of the Beehive llevan su música aún más lejos que sus álbumes anteriores.

Bobby Gillespie & Jehnny Beth – Utopian Ashes

Al empujarse mutuamente fuera de sus zonas de confort, Beth y Gillespie hacen de Utopian Ashes un álbum descaradamente teatral y consistentemente entretenido.

Mastodon – Hushed and Grim

Es Mastodon en su forma más madura y equilibrada de su musicalidad, composición y la entrañable interacción entre los tres vocalistas. No es su mejor disco, pero sin duda es el que ellos, y nosotros, necesitábamos en este momento.

Madlib – Sound Ancestors

Sound Ancestors es funky, es psicodélico, es jazz, sucio, limpio y mezquino. Es Madlib.

Endless Boogie – Admonitions

Grasoso, guitarrero y psicodelico. El sello de Paul Major de un jam eterno de blues pantanoso.  Riffs y boogie para desconectarse del mundo.

Greta Van Fleet – The Weight of Dreams

No se puede negar: Greta Van Fleet ha recibido muchas críticas. Nosotros tampoco eramos clientes, pero cualquiera que sea el lado de la cerca en el que te sientes, este álbum podría hacerte cambiar de opinión.

Es lo que la banda necesitaba mostrar más allá de sus notables influencias, un sonido propio y más desenvuelto.

 

Comments

comments